logo mi cuerpo mi territorioEl Consenso de Montevideo y la Guía Operacional de implementación es una hoja de ruta que establece un nuevo paradigma en las políticas dedicadas a lograr el desarrollo sostenible en relación a la población. Es un documento inspirado en el espíritu del Programa de Acción del Cairo (1994) pero renovado en tanto que enfrenta los retos surgidos en los últimos 20 años y es un reflejo de las transformaciones que han experimentado las sociedades de nuestra región y que se compromete con reivindicaciones sociales que no fueron reconocidas durante la IV Conferencia sobre Población y Desarrollo.

El Consenso de Montevideo para ser plenamente implementado requiere de transformaciones estructurales que puedan desatar los nodos que reproducen las desigualdades y las distintas formas de exclusión que persisten en nuestra región y vulneran los derechos de millones de personas. Lograr las transformaciones necesarias sólo será posible con el compromiso de los gobiernos,  la participación de la sociedad civil y el acompañamiento y liderazgo de parlamentos que armonicen las legislaciones nacionales y produzcan nuevos diseños institucionales más eficientes, transparentes y democráticos.

Tomando en cuenta que los órganos parlamentarios serán un actor fundamental para alcanzar la plena implementación del Consenso de Montevideo resulta indispensable comenzar a tejer una red de legisladores y legisladoras comprometidas con este objetivo. Es necesario que en cada Congreso de América Latina y el Caribe se multipliquen las voces que defiendan los derechos humanos, especialmente los Derechos Sexuales y Reproductivos de las mujeres, y sobre todo que impulsen legislaciones para su pleno respeto. Es por esto que resulta de gran utilidad establecer un espacio en el marco de la II Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo dedicado a promover el diálogo entre la sociedad civil y legisladoras comprometidas con la Agenda de Montevideo.

Para cumplir con este objetivo se realizará un almuerzo con legisladoras y representantes de la sociedad civil el jueves 8 de octubre en las Instalaciones del Senado de la República para comenzar a tejer las redes que impulsen la legislación y el diseño institucional que el Consenso de Montevideo requiere.

 

 

Anuncios